Frases de Dios cortas para jóvenes

Dejé de defenderme cuando aprendí que Dios es mi abogado. Nunca somos tan justos como para no necesitar la gracia de Dios. Nunca somos tan pecadores como para estar lejos del alcance de esa gracia. Si Dios pudo salvarte cuando estabas muerto espiritualmente en tus pecados, también puede salvar a cualquier. No lo olvides. No…